Compartir

Después de los dos sismos registrados en México, el 7 y el 19 de septiembre, la tierra no ha dejado de temblar: el Servicio Sismológico Nacional contabiliza cerca de 4 400 réplicas, la mayoría leves.

CNN

Este domingo se registró un temblor de magnitud de 5.8 con epicentro 122 kilómetros al suroeste de Tonalá, en el estado de Chiapas, que fue otra réplica del terremoto de hace dos semanas.

El terremoto de 8.2 que se registró hace dos semanas frente a las costas del sureño estado de Chiapas, el más fuerte en un siglo en México, es el que más réplicas ha tenido, con cerca de 4 340 hasta la mañana del domingo y más de 100 muertos.

El temblor del 7.1 del 19 de septiembre, que causó sobre todo daños en Ciudad de México y en estados del centro del país como Puebla y Morelos, ha tenido 39 réplicas y ha causado 307 víctimas fatales. Hasta el mediodía del sábado se contabilizaban 4 326 réplicas de ese terremoto, pero hubo después más de una decena de temblores.

El sábado ocurrió una fuerte réplica de 6.1 del sismo, que provocó la muerte de cinco personas, tres en Oaxaca, donde provocó nuevos derrumbes, y dos en Ciudad de México por infarto al activarse la alerta sísmica, en medio del gran nerviosismo que existe.

“Seguimos estando en una actividad sísmica. No es algo extraño o inusual o que no haya pasado anteriormente”, dijo el director del Centro Nacional de Atención de Desastres, Carlos Valdés, que atribuyó las réplicas a un “proceso de cicatrización normal” de la tierra.

Los dos sismos tuvieron naturaleza distinta y eso explica la diferencia entre las numerosas réplicas del originado en Chiapas y el del 19 de septiembre, cuyo epicentro estuvo en el centro del país, entre Puebla y Morelos, unos 120 kilómetros al sur de Ciudad de México.

“Los dos eventos son diferentes en comportamiento, sobre todo el segundo, con una magnitud menor que el del 7 de septiembre”, dijo Valdés.

“Del evento del 19 de septiembre, sus procesos son diferentes y la generación de réplicas es muy baja. Esperaríamos nosotros que continúe con esa condición: pocas réplicas que no aumenten de magnitud”, agregó.

El terremoto del martes pasado causó 169 muertos en Ciudad de México, 73 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, seis en Guerrero y uno en Oaxaca. Un total de 69 personas fueron rescatadas con vida y siguen las labores de búsqueda en siete edificios.

Fuente: El Comercio