La Unión Europea aprobó hoy un retraso en la fecha del "brexit" que contempla dos escenarios en función de si la Cámara de los Comunes aprueba o no la semana próxima el acuerdo de salida pactado entre Londres y Bruselas.

brexit_shutterstock
El Brexit sigue sin resolverse - Créditos: Shutterstock

Los parlamentarios británicos ya han rechazado dicha petición en dos ocasiones. Si el Parlamento de Westminster ratifica la semana próxima el pacto de retirada, el “brexit” se retrasará hasta el 22 de mayo para que el Reino Unido tenga tiempo de aprobar toda la legislación asociada a su salida ordenada del club comunitario.

Inmediatamente después de la cumbre, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, trasladó la oferta a la primera ministra británica, Theresa May, que había esperado pacientemente en otra sala del edificio del Consejo Europeo. May aceptó la doble oferta a sabiendas de que tiene muy difícil lograr la aprobación del acuerdo de salida la próxima semana, como le exige la UE, y que la segunda opción supondría con toda probabilidad el final de su trayectoria política.

Tusk se dio por satisfecho con el resultado y aseguró que “no es la solución definitiva pero facilita la vida para ambas partes”. Y tras una larga y tensa jornada de negociación, el polaco remató la rueda de prensa posterior de la cumbre con una nueva broma sobre ese lugar especial del infierno que, según él, debería reservarse a los partidarios del Brexit por no haber previsto cómo salir de la UE: “según el Papa el infierno está vacío, así que hay espacio para mucha gente”

La doble oferta, cuya inspiración parece venir del presidente francés, Emmanuel Macron, redobla la presión sobre May y el Parlamento británico para que despejen de una vez por todas la fórmula de salida. Pero también eleva el riesgo de un Brexit brutal a mediados de abril si Westminster se empecina en su negativa a ratificar el acuerdo de salida.

Fuente: Agencia EFE – Nota Original: LINK