Compartir

La empresa estatal Petroecuador fue autorizada nuevamente para comercializar los combustibles extra y súper con hasta dos octanos menos de los que estable la norma INEN.

El Telégrafo

La venta de gasolina con menor octanaje para los vehículos se prolongó en el país hasta fines del 2018. La empresa estatal Petroecuador fue autorizada nuevamente para comercializar los combustibles extra y súper con hasta dos octanos menos de los que estable la norma INEN.

La Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero informó, sin dar más detalles, que la decisión la tomó la Subsecretaría del Sistema de la Calidad del Ministerio de Industrias y Productividad, “luego de un análisis técnico y económico realizado por un comité interinstitucional”.

Esto permite que la empresa estatal siga despachando gasolina extra de hasta 85 octanos y súper de 90, pese a que estos derivados tuvieron una mejora en abril del 2012. Entonces, la extra pasó de 81 a 87 octanos y la súper subió de 90 a 92. Pero su venta duró solo dos años.

La decisión para abandonar esos niveles tiene como base las resoluciones de abril del 2014 y diciembre del 2015. El argumento para tomar esas medidas fue que se suspendía la venta de esa gasolina hasta que concluya la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas y, luego, los altos costos que representa importar combustibles de mayor calidad.

La última medida para mantener la comercialización de combustibles de menor calidad está vigente desde el 1 de junio del 2017. Esta decisión reemplazó a la que rigió hasta mediados del presente año.

Fuente: El Comercio