Compartir

Entre el miércoles y el jueves de esta semana se prevé un incremento en la venta de la gasolina súper en las estaciones de servicio.

Shutterstock

Así lo estimó Leonardo Alvarado, presidente de la Asociación de Propietarios de Gasolineras del Guayas, quien señaló que esto se debería a que los clientes que regularmente la consumen buscan tanquear sus vehículos antes que se haga efectivo el incremento del precio del galón, que se vende entre $ 2 y $ 2,32 y que subirá a $ 2,98, tras el anuncio del presidente Lenín Moreno la noche del martes.

“Es posible que haya un pequeño incremento en la venta, fundamentalmente en aquellas estaciones de servicio que de una manera, tengo que decírselo son nuestros colegas, de una manera desleal han bajado extremadamente los precios, tenemos precios hasta de $ 2. Ellos van a vender un poco más, pero también van a dejar de ganar algo de dinero, en definitiva es parte del mercado en el que en los actuales momentos estamos”, sostuvo el dirigente.

En estos momentos el precio de ese combustible no ha sufrido incrementos, pues según Alvarado, las gasolineras esperarán a que el anuncio sea confirmado en a través de un decreto presidencial y luego publicado en el Registro Oficial. Además, añadió el dirigente, se deben esperar a que los precios sean cambiados en la terminal de Petroecuador, lo que estima que sucederá entre mañana y el viernes.

“No podemos hacer otra (que esperar a subir el precio), nosotros tendríamos un multa millonaria de miles de dólares, nos cobran de $ 5 mil, $ 10 mil de $ 30 mil según el criterio de los directores ejecutivos del momento cuando infringimos alguna disposición legal en las gasolineras”, explicó Alvarado, quien representa a cerca de 150 estaciones de servicio de la provincia.

Sobre los posibles impactos del incremento de la súper, Alvarado destacó que serían mínimos y la mayoría de los usuarios de esta gasolina asumirían el incremento y no se cambiarían a la Eco, pues cree “que en todo el país no hay mayor alteración, ni mayor inquietud”.

Alvarado también se manifestó en cuanto a cómo repercutiría la medida en los consumidores. “Ellos tienen que evaluar, o pagan en una tanqueada el adicional, me refiero a carros que tienen altísimo consumo y que su tanque tienen un promedio sobre los 20 galones o puede ocurrir que si quiere migrar con una gasolina con menos octanaje van a tener problemas en la combustión de su automotor y por lo tanto eso es un costo que tendrán que pagar, o pagan lo uno o pagan lo otro, yo creo que correctamente van a asumir el consumo de la gasolina súper permanentemente”, manifestó Alvarado quien reiteró el pedido del gremio al presidente Moreno de una revisión al marguen de utilidad de los combustibles.

Fuente: El Universo