Lady Gaga junto con el actor y director Bradley Cooper, emocionaron al público del Teatro Dolby y a televidentes de todo el mundo, al interpretar la canción "Shallow", perteneciente a la cinta "Nace una estrella", en la entrega de los premios Oscar.

Cooper comenzó cantando el romántico tema, mientras Lady Gaga lo observaba de pie.

Luego, ella se sentó al piano para continuar con su parte de la canción, en tanto que el estribillo lo cantaron a dúo.

Posteriormente, el actor y director se acercó a la cantante, y se sentó junto a ella para terminar la canción juntos.

El momento fue uno de los puntos altos de la ceremonia, que concluyó con ambos protagonistas mirándose con complicidad frente al piano instalado en el escenario.

Minutos después, “Shallow” ganó el Oscar en la categoría de ‘Mejor canción’, causando la algarabía de Lady Gaga quien se emocionó sobre el escenario.