Las autoridades de Costa Rica informaron que tres personas están desaparecidas y 1.564 se encuentran en albergues a causa de las inundaciones que desde el jueves afectan el Caribe y la zona norte del país.

costa-rica
Créditos: Reuters

El informe de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) de este sábado indica que se han habilitado 29 albergues, a los cuales han sido trasladadas 1.564 personas cuyas viviendas fueron anegadas por los ríos que se desbordaron debido a las fuertes lluvias.

Rige una alerta roja para San Carlos, Upala y Guatuso, en el norte del país, así como para Turrialba, Matina, Limón, Talamanca y Sarapiquí (Caribe), que han sido los sitios más afectados por las lluvias.

En algunos de estos sitios, en los últimos días ha caído la cantidad de lluvia promedio de dos meses.

“Estamos en una fase de primera intervención, esto significa que estamos abocados a salvaguardar la vida. En estos momentos, continúan las labores de rescate de personas, apertura del acceso terrestre de comunidades aisladas, atención en albergues y búsqueda de desaparecidos”, explicó el presidente de la CNE, Alexander Solís.

En cuanto a infraestructura, las autoridades aún no cuantifican los daños, pero sí contabilizan siete carreteras afectadas por deslizamientos, dos puentes y tres diques; así como una veintena de centros de salud y varios acueductos comunales con alguna afectación.

Las autoridades han recomendado a la población mantener la vigilancia y acatar las órdenes en las zonas de la emergencia y en otras propensas a inundaciones.

El pronóstico del Instituto Meteorológico Nacional indica que los aguaceros seguirán este sábado y domingo con una tendencia a la disminución, mientras que para la próxima semana se esperan las lluvias típicas de la época en el país.

Estas precipitaciones para el país están siendo propiciadas por la cercanía con la Zona de Convergencia, la inestabilidad atmosférica en el Caribe y el paso de ondas tropicales, según han informado los expertos.

Nota Original: EFE – LINK