Compartir

El hotel Hilton Colon de Guayaquil se ha convertido en el sitio preferido por el excandidato presidencial Guillermo Lasso para dar sus principales pronunciamientos luego del balotaje del pasado 2 de abril. Tres días después de las elecciones, en ese sitio presentó las "pruebas" del fraude que, el banquero sostiene, le hicieron en las urnas.

El Telégrafo

Y hoy, 19 de abril, Lasso volvió a pararse frente a un micrófono -después de semana y media sin aparecer ante los medios- en el mismo hotel.

En esta ocasión volvió a hablar de “fraude”, pero también para cerrar, muy a su manera, su carrera electoral en este 2017.

Acompañado de los miembros más cercanos de su equipo de campaña, Lasso afirmó que el país ha vivido un “apagón electoral, institucional y democrático”.

Reiteró sus críticas al Consejo Nacional Electoral (CNE) por negar “de forma descarada” el recuento total de las actas del balotaje. Incluso dijo que el recuento realizado ayer en el coliseo Rumiñahui -de las actas legalmente impugnadas por CREO y Alianza PAIS- fue simplemente un “show”. “No puedo ser cómplice de un fraude, de una burla a los votantes, de un proceso cargado de ilegalidades, de abuso y de arbitrariedad constante”, aseguró el banquero sosteniendo unas hojas de papel que le sirvieron de guía para su discurso de este miércoles.

Disparó contra el Gobierno, contra Rafael Correa, contra los medios públicos, contra las funciones del Estado… El excandidato insistió en su tesis del “fraude”, aunque no aportó nuevas “pruebas” para sostener su acusación. Una vez repasadas las supuestas “desventajas” que tuvo en campaña, Lasso reconoció que habrá un nuevo mandatario, a raíz de la proclamación de Lenín Moreno por parte del CNE.

Sin embargo, el banquero ajustó el discurso para indicar que no reconocerá a ese nuevo gobernante.

“Jamás reconoceremos la victoria de un candidato declarado por el CNE. Será un mandatario sin auténtico mandato”, dijo ante el parco aplauso de sus miembros de campaña que lo cobijaron en el escenario instalado en el Hilton Colon.

Como para levantar el ánimo de los asistentes, Lasso dijo que también se presentó este miércoles para hablar de “esperanza”. “La luz de la democracia no se apaga, no se va a apagar mientras sigamos luchando contra el autoritarismo (…) Vamos a seguir en la lucha”, dijo con vehemencia sembrando entre sus seguidores la certidumbre de que será el ‘líder de la oposición’ al nuevo gobierno.

La presentación de Lasso de este miércoles cerró entre gritos de los militantes de CREO presentes en el hotel, entre las palabras de ánimo de su equipo de campaña y con el agradecimiento a los “medios independientes” por su comportamiento en la última campaña electoral.