Compartir

La Asamblea Nacional exhortó al presidente de la República, Lenín Moreno, que destine los recursos necesarios para que el actual sistema de agua potable reciba el mantenimiento que asegure la provisión continua de este recurso a los esmeraldeños.

El Telégrafo

Los legisladores también demandaron realizar las acciones necesarias para que el nuevo proyecto de agua potable, que dotará alrededor de 2 mil litros por segundo a Esmeraldas, Atacames y Río Verde, concluya de acuerdo con el contrato y el cronograma establecido.

Además, solicitó la comparecencia a la Comisión de Gobiernos Autónomos a la gerencia de la Unidad Ejecutora adscrita al Bede, entidad encargada de la construcción del proyecto del nuevo sistema regional de agua potable. El objetivo es que informe los avances, el desarrollo y el cumplimiento del cronograma del mencionado proyecto para la solución definitiva del problema.

Asimismo, pidió a los representantes del Senagua, Eapa y los Gobiernos Autónomos Descentralizados de Esmeraldas, Atacames y Río Verde acudan al mismo órgano legislativo para que informen las acciones ejecutadas para superar el desabastecimiento del agua potable.

En el documento se recuerda que el 18 de agosto pasado se registró un corte de agua debido a daños en las bombas de succión de la planta de abastecimiento de la empresa de Agua Potable San Mateo. La falta de este ocasionó que el Comité de Operaciones Especiales de la provincia suspenda las clases en todas las instituciones educativas, hasta solucionar el problema del servicio de abastecimiento del líquido vital.

El martes 5 de septiembre se produjo un incendio en el cuarto de máquinas de la Empresa de Agua Potable de Esmeradas San Mateo (Eapa), lo que dejó sin funcionamiento las bombas usadas para captar y producir el líquido vital. Esto ocasionó que en menos de 15 días los tres cantones vuelvan a carecer de agua potable y, consecuentemente, una posible suspensión de asistencia de los estudiantes a los centros educativos.

La asambleísta Roberta Zambrano, representante de esta provincia y proponente de la resolución, explicó que por esta lamentable situación miles de habitantes se encuentran al borde de una crisis sanitaria, sin que se conozcan las acciones claras que permitan restablecer el normal y regular servicio.

Paola Cabezas, tras recordar que la falta de agua afecta el turismo y la economía de la provincia, indicó que el nuevo sistema en construcción tiene un avance del 60 %. “El tema de agua potable en San Mateo es insostenible y no se trata de exhorto, sino de un tema técnico de operación”, aseguró.

A su parecer, Senagua y la Empresa de Agua San Mateo deben rendir cuentas de lo que sucede, porque no es posible que en pleno siglo XXI se reparta el agua en tanqueros.

Guillermo Celi se refirió a otras partes del país que tienen problemas de agua potable y alcantarillado como Pichincha, en Manabí; Valencia, en Los Ríos; Río Verde y Eloy Alfaro, en Esmeraldas.

“El problema del agua, como en cualquier parte del mundo, es sensible y viene desde hace décadas”, sostuvo Carmen Rivadeneira al señalar que se han dado varias movilizaciones, sin obtener respuesta.

Rina Campain dijo que la insalubridad provocó la suspensión de clases y la paralización de actividades productivas, por lo que necesitan respuestas inmediatas y definitivas.

Luis Fernando Torres sostuvo que la ciudadanía necesita que el sistema de agua potable existente funcione bien y que el nuevo se termine a tiempo.