Compartir

El presidente Lenín Moreno aclaró esta mañana que no se pronunciará sobre la situación del vicepresidente Jorge Glas, respecto de las investigaciones alrededor del caso Odebrecht, pero que "tomará decisiones".

El Universo

“No me voy a manifestar, tomaré decisiones, sí. Pero no me voy a manifestar”, puntualizó al inicio de una reunión con los prefectos del país, agrupados en el Consorcio de Gobiernos Autónomos (Congope), que se realiza en la Presidencia de la República.

“Yo quiero que mi gobierno sea el más honesto de la historia”, dijo Moreno, quien resaltó que quiere “dialogar con todos” y pidió “rescatar los principios de la revolución”.

En su discurso dijo que no se pronunciará sobre el tema de Glas para que las funciones del Estado cumplan con su trabajo, pues “cualquier palabra” podría haber sido entendida como un dictamen.

“El mandatario no envía dictámenes” anotó.

Aunque no mencionó específicamente al expresidente Rafael Correa, el jefe de Estado pidió que le digan en qué parte de los principios del movimiento Alianza País decir la verdad es “traicionar”.

“¿Decir la verdad es traicionar? Díganme que decir la verdad es traicionar los principios de la revolución”, se preguntó y agregó: “pido rescatar los principios de la revolución”.

Adicionalmente pidió a los prefectos que lo apoyen en las consultas populares que se hagan al pueblo, porque remarcó que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social requiere ser fortalecido.

El prefecto de Pichincha Gustavo Baroja dijo que quieren ser parte del proceso de diálogo convocado por la ley Ejecutivo y acuden hasta este encuentro para plantear objetivos para generar recursos propios.

Fuente: El Universo