Tras el anuncio del presidente, Lenín Moreno, seis camiones salieron hacia varios sectores de Guayaquil para implementar un operativo nacional contra la delincuencia. Moreno indicó que los policías patrullarán las calles, mientras que los militares se encargarán del control de armas.

Los militares se encargarán del control de armas para combatir la delincuencia. Créditos: El Telégrafo

“A partir de hoy decimos basta al temor a caminar con miedos por las calles y de vivir con miedo dentro de nuestros hogares”, dijo el presidente.

El primer mandatario hizo un llamado a los operadores de justicia para que no liberen a los detenidos sospechosos de delitos.

Dijo que se respaldará a los uniformados por hacer su trabajo, luego de eso anunció que se dirige hasta el Cuartel Modelo, donde se reunirá con el viceministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, y el comandante de la Policía.

Luego de una reunión se detallará como se trabajará en las calles, la que calificó como “gran cruzada por la seguridad nacional”.

Fuente: El Universo – Nota Original: LINK