Compartir

Los partidos en condición de visitante se han tornado difíciles para Liga de Quito, que el día de ayer, tras un polémico partido logró derrotar al Delfín y así sumó su cuarto triunfo en condición de visita en lo que va del año, siendo este su primer triunfo en la región Costa.

El Telégrafo

Las condiciones climáticas serían su principal obstáculo según el DT Álex Aguinaga. El calor y la humedad características del clima mantense complicaron el partido para el equipo albo que al llegar a la cancha perdió protagonismo.

A pesar de la derrota, Delfín tuvo más opciones claras de gol. “Esta cancha se nos hizo difícil este año, es importante valorar el triunfo”, dijo el estratega en rueda de prensa.

Según el Diario El Comercio, las estrellas de los ‘cetáceos’ fueron, el argentino Maximiliano Barreiro y Christian Márquez, mientras que por su parte en la ‘U’, sin ser tan contundente, Fernando Guerrero fue el jugador más incisivo al atreverse a encarar a sus rivales colocando los pases correctos para el ariete Juan Luis Anangonó.

En los primeros 45 minutos, ocurrió una jugada polémica, pues el réferi Orbe anuló un gol legítimo de ‘Maxi’ Barreiro por un supuesto fuera de lugar. Los locales pudieron irse al descanso con el marcador a su ventaja, pero los errores arbitrales no se lo permitieron.

El arbitraje de Orbe generó varias críticas por parte de la fanaticada en redes sociales, pues no pitó dos penales claros para los manabitas y una mano clara en el área a favor de Liga de Quito.

En el segundo tiempo, Aguinaga realizó cambios, de estos, el crucial para el equipo fue cuando Anderson Julio ingresó a la cancha para reemplazar al ‘Chiqui’ Guerrero y logró imprimirle más velocidad al ataque albo.

En menos de cinco minutos, el mediocampista del valle del Chota tuvo dos chances claras de gol. Después ingresaron Harold Carcelén y Johan Julio, las otras promesas de Liga. El tanto de Anderson Julio llegó al minuto 72. Tal como el Diario El Comercio señala, el joven sacó un remate potente desde afuera del área, que el guardameta Pedro Ortiz no pudo contener.

Con esta anotación, el joven, de 20 años, ya lleva dos tantos en esa temporada: el primero lo logró el pasado miércoles en el empate en casa ante Barcelona.

El plan de la dirigencia alba es sostener a estas jóvenes  promesas en el equipo el próximo año y cobijarlos con pocos refuerzos.

Por su parte, el DT de los manabitas, Octavio Zambrano aseguró que su equipo se vio afectado por el gol anulado y una mano en el área que no fue vista por Orbe.

Este resultado permite a Liga de Quito mantenerse en pelea por un cupo a la Copa Libertadores sumando 55 puntos en la tabla acumulada. Delfín, de su parte, sigue peleando para salir de la zona de descenso.

En la próxima fecha, Liga recibirá a la Universidad Católica.