Compartir

El veto parcial del presidente Lenín Moreno a la Ley de Fomento Productivo incorporaría cambios en al menos dos aristas: tanto en los incentivos como en las reglas macrofiscales. Así lo explicó ayer el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, a través de una entrevista radial. Confirmó que el texto está listo para ser enviado a la Asamblea, aunque no precisó si se lo haría ayer por la tarde u hoy en la mañana.

Flickr: Ministerio Economía y Finanzas

En todo caso, Martínez explicó que el tema de los incentivos a la inversión se ha atado a una condición de generar mayor empleo, que es lo que al final del día se busca. En cuanto a la regla macrofiscal, sostuvo que se están haciendo ajustes dentro del periodo de transición de tres años, en el que se plantea eliminar el techo de deuda del 40%, pero que sí se obligue al Gobierno a anular el déficit primario.

Explicó que se ha incluido una disposición que permita tomar correctivos en caso de que haya catástrofes naturales o recesión económica grave que impida llegar al objetivo de anular dicho déficit. También se ha incluido una disposición en la que se establece que no se puede obligar al Estado a cargar más esfuerzo y por otro lado exigirle equilibrio fiscal. “No se puede seguir presionando a la caja fiscal”, insistió.