Compartir

La nicotina del vapor de los cigarrillos electrónicos podría provocar que los niveles de adrenalina aumenten mucho en el corazón, lo que podría aumentar el riesgo de ataque cardíaco y de muerte cardíaca súbita, según un estudio reciente.

Shutterstock

Los cigarrillos electrónicos se han promocionado como una alternativa más saludable a los cigarrillos de tabaco porque administran un nivel mucho más bajo de carcinógenos, según los investigadores.

Pero los estudios de laboratorio muestran que los cigarrillos electrónicos también podrían ser una amenaza para la salud debido a la nicotina que administran los dispositivos normalmente.

Los cigarrillos electrónicos que contienen nicotina parecen fomentar una respuesta de lucha o huída en el sistema nervioso, lo que provoca una liberación de adrenalina que aumenta la frecuencia cardiaca y reduce la cantidad de tiempo entre latidos.

“La preocupación es que el uso extendido de nicotina exponga a unos niveles altos de adrenalina a largo plazo en el corazón”. “Se ha mostrado que eso es un factor de riesgo de ataque cardiaco”.

Para averiguarlo, se reclutaron a 33 personas adultas sanas que no fumaban para que usaran cigarrillos electrónicos o cigarrillos de tabaco.

Los participantes fueron al laboratorio tres veces, y realizaron 60 caladas reglamentadas en 30 minutos. Pero el dispositivo que usaron cambió cada vez: una vez era un cigarrillo electrónico típico que contenía nicotina, en otra visita un cigarrillo electrónico sin nicotina, y otra vez con un cigarrillo electrónico “falso” sin líquido.

“Solo después de usar el cigarrillo electrónico con nicotina se observó este patrón anómalo asociado con unos niveles altos de adrenalina en el corazón.

El cigarrillo electrónico que administraba nicotina creó un cambio significativo de un 20 por ciento en la variabilidad de la frecuencia cardiaca, y un aumento del 10 por ciento en la frecuencia.

La Asociación Americana del Corazón señaló que este hallazgo es un indicador de que podría haber algunos efectos adversos por el uso de los cigarrillos electrónicos. Los aumentos rápidos y persistentes en la frecuencia cardiaca y la presión arterial no pueden ser buenos en ninguna situación”.

Basándose en los resultados, las personas que en la actualidad fuman cigarrillos de tabaco seguirían estando mejor si se pasaran a los cigarrillos electrónicos. Evitarían los carcinógenos producidos al quemar el tabaco, aunque podrían sufrir los efectos de la nicotina en su salud cardiaca.

“Si usted no fuma, se recomienda firmemente no usar cigarrillos electrónicos, porque no son inofensivos”, dijo.