Compartir

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, dio a conocer este lunes los resultados de los operativos de control efectuados al transporte público entre el 6 de septiembre y el 6 de octubre, luego de que concediera un mes de plazo para que los transportistas mejoraran el servicio como condición para revisar las tarifas.

El Telégrafo

Según Rodas, 1.370 de las 2.446 unidades que prestan servicio en la capital cometieron algún tipo de infracción durante ese período. 726 por irrespeto de paradas y rebasamientos indebidos; 367 por exceso de emisión de gases contaminantes; 169 por irrespeto de los límites de velocidad y 108 por incumplimiento de horarios y frecuencias.

El alcalde quiteño dijo que en el último período de los controles se detectó “una leve mejoría (de la calidad del servicio), pero aquello no es suficiente. Bajo estas condiciones no es posible revisar las tarifa”.

Por ello, amplió el plazo para un mejoramiento de los estándares de operación de cooperativas y compañías hasta el 6 de noviembre, luego de lo cual se hará una nueva evaluación sobre la posibilidad de incrementar los pasajes.

Fuente: El Telégrafo