Compartir

La producción de Netflix sobre su vida, ha hecho que Luis Miguel vuelva a brillar en lo más alto del panteón de la música latinoamericana, motivo por el que el artista azteca de 48 años ofreció recientemente un concierto en la localidad de San Antonio, Texas, en Estados Unidos.

Facebook Oficial del Artista

Luego de interpretar la desgarradora “La Incondicional”, el “Sol de México” se detuvo unos minutos para agradecer el apoyo de sus fanáticos, ante los cuales rompió en llanto.
“Yo quisiera poder transmitir tanto de lo que siento en este momento. No hay palabras que puedan definir exactamente el cariño, el aprecio. Y de verdad…”, confesó el intérprete, no pudiendo continuar su discurso cuando comienza a llorar.