La Concejala de Quito, Luz Elena Coloma, anunció que, sin presunciones de actos de corrupción, realizó un pedido de la información preparatoria, precontractual y contractual del proceso debido a que el contrato no se encontraba publicado en el portal de compras públicas. Informó que se trata de la adquisición más “onerosa” de la Alcaldía y agregó que en su facultad fiscalizadora tiene la obligación de verificar el destino de los fondos municipales. Puntualizó también que se adjudicó el contrato a una empresa que envió una propuesta por 100 000 pruebas PCR, a pesar de que los otros ofertantes y la solicitud de la Secretaría de Salud era de 200 000. Pese a la diferencia de compra, el valor de pago se mantuvo en USD 3 774 000 millones.

luz_elena2_coloma_notimundo
Notimundo - Derechos Reservados

En NotiMundo Estelar, la Concejala de Quito, Luz Elena Coloma, manifestó que solicitó información para verificar posibles irregularidades, después de verificar que en el portal de compras públicas no constaba un desglose de los ítems unitarios en la compra realizada por la Secretaría de Salud. En ese marco, agregó que el 15 de mayo pasado recibió un CD con información del contrato y anunció que tras una revisión evidenció varias “observaciones”; las mismas que fueron enviadas al alcalde, al procurador, al secretario del Municipio y a miembros del Concejo Metropolitano. Dijo que, a su criterio, existen detalles del proceso que deben ser aclarados por parte del secretario, Lenín Mantilla, entre los que mencionó el estudio de mercado realizado previo a la adquisición. También precisó que, sin la intención de cuestionar los procesos de Alcaldía, es confuso que, hasta el momento, se hayan realizado únicamente 900 pruebas PCR de las 100 000 adquiridas y destacó que estos insumos buscan proteger a los funcionarios municipales ante la propagación de contagios por la pandemia.

Escucha la entrevista aquí: