Una vez más Madonna se involucró, involuntariamente, en una agria disputa política entre Taiwán y China, tras envolverse en la bandera de la isla durante un concierto.

Los diarios taiwaneses Apple Daily y Liberty Times publicaron fotos de la “Reina del Pop” con la bandera sobre los hombros, mientras cantaba el jueves en Taipei como parte de la gira Rebel Heart. La iniciativa fue aplaudida con entusiasmo por muchos usuarios de internet en foros taiwaneses, que vieron en el gesto una forma de apoyar la soberanía de la isla frente a Beijing, que considera Taiwán como un territorio rebelde.