Madonna ganó una disputa de derechos de autor sobre su exitosa canción "Vogue" del año 1990, según determinó una corte de apelaciones en Pasadena, California.

De acuerdo al veredicto por 2 a 1, Madonna y su productor Shep Pettibone no violaron las leyes de derechos de autor.
La disputa giraba en torno a la utilización de 0.23 segundos de la canción “Love Break”, de The Salsoul Orchestra, en el hit de Madonna.
La compañía discográfica VMG Salsoul, que posee los derechos de “Love Break”, había demandado a la cantante y a su productor por utilizar un fragmento de esa canción para “Vogue” sin autorización.