Compartir

La cantante estadounidense Madonna se ha instalado en un hotel de Lisboa, mientras espera poder mudarse a un pueblo cerca de la capital portuguesa, para que su hijo de 11 años pueda incorporarse a la academia del equipo de fútbol Benfica.

INSTAGRAM Oficial

Madonna habría comprado una casa en la bucólica localidad de Sintra, a una treintena de kilómetros al noroeste de Lisboa. El edificio, del siglo XIX, habría sido comprado por 7,5 millones de euros y su renovación podría llevar unos seis meses.
Por otro lado, el diario Correio da Manhá precisó que su hijo David Banda, uno de los cuatro adoptados por Madonna en Malaui, acabaría de incorporarse al centro de formación del Benfica en Seixal, tras haber pasado una prueba con la que ahora “forma parte de las categorías jóvenes del club”.