Compartir

El presidente Maduro aseguró que la gasolina comenzará a venderse a “precios internacionales” con la excepción de quienes dispongan el carnet de la patria, que podrán acceder a descuentos

Telesur Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó este lunes que la gasolina, fuertemente subsidiada en el país, “debe venderse a precios internacionales”.

El mandatario anunció un nuevo sistema de subsidio directo a través del llamado carnet de la patria, un controvertido censo que la oposición ha denunciado reiteradamente como un medio ilícito de control de la población y del que muchos venezolanos no disponen.

“Vamos a hacer un sistema de subsidio directo progresivo, en un plan de dos años (…). Yo aspiro a que en dos años a más tardar hayamos resuelto la deformidad que se creó en el transcurso de muchos años, donde la gasolina venezolana prácticamente la regalamos”, dijo Maduro desde el Palacio de Miraflores en un mensaje televisado al país.

Sin embargo, quienes no dispongan del controvertido carnet de la patria, mayoritariamente simpatizantes de oposición, tendrán que pagar la gasolina al precio de los mercados internacionales, situado muy por encima de lo que hoy rige en Venezuela.

Se requerirá además haber inscrito el vehículo en un censo nacional que las autoridades venezolanas han organizado en las últimas semanas y que concluirá en los próximos días.

Venezuela sufre una grave crisis económica y un proceso de subida descontrolada de los precios que ha dejado al Estado en una precaria situación económica y ha golpeado duramente a la población.

La medida se incluye en el denominado Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad con el que Maduro dijo que su país derrotará a la “guerra económica” que, según él, viene sufriendo en los últimos años.

El plan incluye medidas como la entrada en vigor de una nueva moneda y un nuevo cono monetario a partir del próximo 20 de agosto con el que Maduro espera que llegue la “estabilidad” a los precios de una economía sumida en una hiperinflación única en el mundo.

El analista venezolano Luis Vicente León calificó la medida de “predecible”. “En realidad es un aumento general de precio de la gasolina (por lo demás necesario) con un discurso de subsidio focalizado a quienes tienen dos cosas poco comunes: carnet de la patria y carro. Populismo discriminante”, escribió en Twitter.

Fuente: El Nacional