Compartir

Un helicóptero de la policía atacó el Tribunal Supremo de Venezuela, en lo que el presidente Nicolás Maduro calificó como un "ataque terrorista armado".

CNN

Según un comunicado del gobierno, se registraron “ataques armados” contra la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz como parte de una “escalada golpista contra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y sus instituciones”.

El ministro de Información, Ernesto Villegas, dijo que ambos ataques se efectuaron desde un helicóptero hurtado de una base aérea por el piloto Óscar Alberto Pérez, inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y que sobrevoló algunas partes de Caracas.

En las inmediaciones del Ministerio del Poder Popular, el helicóptero “efectuó alrededor de 15 disparos” contra la edificación mientras se celebraba en la terraza “un agasajo a un grupo de comunicadores” con motivo del Día del Periodista, que en Venezuela se celebra el 27 de junio. Había, según el gobierno, unas 80 personas en el lugar.

Posteriormente, el helicóptero fue llevado hacia la sede del TSJ, donde se se efectuaron “disparos y lanzadas al menos cuatro granadas”, dos de las cuales fueron lanzadas contra la Guardia Nacional Bolivariana que custodiaba el edificio, dijo Villegas.

No hay reporte de personas heridas.

Aún no se conoce el paradero del piloto ni del helicóptero. El Gobierno ha declarado su búsqueda y captura. El piloto, dijo Villegas, está siendo investigado por “sus vínculos con la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) y la embajada de ese país en Caracas”.

Manifiesto en internet

Óscar Pérez, identificado como el piloto del helicóptero, publicó un video en Instagram declarando su oposición a lo que llamó el “gobierno criminal” del país y demandando la renuncia de Maduro.

En su mensaje, Pérez dijo que era piloto en la unidad de respuesta especial de Investigación Criminal de la Policía de Venezuela y exigió la renuncia de Maduro.

Dirigiéndose a la cámara, con el traje de piloto, Pérez dijo que hablaba en nombre de “una coalición entre funcionarios militares, policiales y civiles”.

No pertenecemos ni tenemos tendencia político-partidista; somos nacionalistas, patriotas e institucionalistas”, dijo.

“Estamos realizando un despliegue aéreo-terrestre con el único fin de devolver el poder al pueblo democrático, y así cumplir y hacer cumplir las leyes, para reestablecer el orden constitucional”, dijo, leyendo una declaración preparada.

“No es la venganza, es la justicia y la conciencia la que nos lleva a hacer el cambio”.

Fuente: CNN