Compartir

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, y directivos de la petrolera estadounidense Chevron evaluaron este martes alternativas para mantener su relación comercial, tras las sanciones financieras del gobierno de Donald Trump, informó el gobierno.

El Telégrafo

Maduro y el presidente de Chevron para América Latina y África, Clay Neff, exploraron “mecanismos ante el bloqueo” estadounidense contra las operaciones financieras que la multinacional y la petrolera estatal Pdvsa tienen en Venezuela, según un comunicado.

Maduro expresó a Neff y a Ali Moshiri, asesor de Chevron, su “disposición de mantener los lazos comerciales” y, en general, las inversiones extranjeras en el país, pese a la “agresión y el insolente e ilegal bloqueo” de Trump, añadió el reporte.

Chevron está asociada con Pdvsa en la empresa mixta Petroboscán, que opera en el Lago de Maracaibo (noroeste). La petrolera estadounidense también forma parte de Petropiar en actividades en la Faja Petrolífera del Orinoco, que concentra 90% de las reservas de crudo de Venezuela.

El pasado 25 de agosto, Trump prohibió por decreto negociar nueva deuda emitida por el gobierno venezolano y Pdvsa en las primeras sanciones directas al país. Antes, el Tesoro estadounidense impuso sanciones a Maduro y varios de sus colaboradores, acusados de quebrar el orden democrático y violar derechos humanos en protestas opositoras que dejaron 125 muertos entre abril y julio.

Esas medidas implican la congelación de bienes que los afectados puedan tener en Estados Unidos y la prohibición a los estadounidenses de realizar negocios con ellos.

Fuente: El Telégrafo