Compartir

María Alejandra Vicuña, flamante Vicepresidenta de la República encargada, cumplió ayer una intensa agenda de actividades en Quito y Guayaquil.

El Telégrafo

Mediante Decreto Ejecutivo 176, Moreno nombró al reemplazo de Jorge G., inhabilitado por la prisión preventiva que pesa contra él, por eso la exasambleísta de PAIS y actual Ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) asumió ayer el despacho de la Vicepresidencia.

Entre sus primeras actividades estuvieron reuniones con autoridades del Estado y con funcionarios de la propia Vicepresidencia, dependencia sometida a una reducción de personal debido a las políticas de austeridad del Gobierno. Vicuña también participó en un video de una organización internacional y emprendió su primer viaje a Guayaquil como Segunda Mandataria.

En la primera reunión con funcionarios de Vicepresidencia les informó que mantendrá un trabajo articulado con el Consejo Nacional Electoral (CNE), la Corte Constitucional (CC) y otras instituciones cruciales para promover la consulta popular. Esa tarea le encomendó el presidente Moreno en el decreto ejecutivo antes citado.

En ese marco, a las 13:07, llegó a la Vicepresidencia una delegación del CNE encabezada por su presidente, Juan Pablo Pozo, y el secretario de la entidad, Fausto Holguín. La consulta popular está en manos de la Corte Constitucional. Moreno estima que si todo se tramita con prontitud el país volverá a las urnas, a más tardar, en febrero del próximo año.

Una fuente del organismo electoral explicó que la organización de la consulta corresponde al CNE. Indicó además que para diciembre es “complicado” llamar una consulta, ya que desarrollarla toma su tiempo. Con documentos y carpetas en mano, las autoridades le expusieron a Vicuña los “plazos necesarios” y el proceso operativo para llevar adelante el plebiscito.

Tras esa reunión con el titular del CNE, Vicuña, escoltada por la caravana del Servicio de Protección Presidencial (SPP), llegó a la terminal aérea de Tababela, en donde se embarcó en un avión comercial pasada las 15:20 para viajar hasta el puerto principal. En el aeropuerto José Joaquín de Olmedo la recibió un grupo de militantes de PAIS. Paralelamente, Vicuña se hará cargo de la misión ‘Casa para Todos’, que es parte de los ofrecimientos de campaña. “Asumo esto con absoluta humildad; estos espacios son completamente temporales.

Aquí estamos para arrimar el hombro y, sobre todo, para cumplir con el encargo que me diera el compañero Presidente”, aseveró. Al mediodía, en cambio, recibió a un grupo de niñas del movimiento mundial ‘Por Ser Niña’, liderado por Plan Internacional. Allí grabó un video en el que invita a la ciudadanía a celebrar el Día de la Niña, previsto para la próxima semana.

Criterios positivos para Vicuña

Tras conocer a la Vicepresidenta encargada, los asambleístas dieron sus puntos de vista respecto a ella, que en su mayoría fueron positivos. “Tiene la experiencia para desempeñar esas funciones.

Ella le guarda lealtad al Presidente, más allá de cualquier actitud del pasado favorable a las enmiendas”, dijo el legislador socialcristiano, Luis Fernando Torres. Mauricio Proaño (PAIS) tiene la confianza de que Vicuña haga un excelente trabajo al frente de la Vicepresidencia, debido a su experiencia en la Asamblea.

Guillermo Celi (SUMA) dijo que la Vicepresidenta tendrá que responder por qué hace dos años votó a favor de la reelección indefinida y ahora impulsará un plebiscito que busca eliminar esa enmienda. De hecho, ella formó parte de la comisión ocasional que tramitó los cambios en la Carta Magna.

Vicepresidencia opera con los funcionarios de carrera

Entre el martes en la noche y el miércoles en la mañana, cerca de 70 funcionarios de servicios ocasionales fueron notificados por el Ministerio de Trabajo sobre la terminación de sus contratos. Ellos serían los últimos en ser cesados.

Actualmente la Vicepresidencia opera con los funcionarios de carrera (contratos indefinidos). Un empleado que se reservó su nombre manifestó que “al 90% de los empleados le notificaron el cese de sus funciones”.

EL TELÉGRAFO buscó en el Ministerio de Trabajo y en Vicepresidencia información sobre la situación laboral, pero no obtuvo respuesta. La transición también se vivió en WhatsApp, el servicio de mensajería, donde los antiguos comunicadores de Glas se despidieron. Y los nuevos formaron otro grupo para informar sobre las actividades de Vicuña.

Fuente: El Telégrafo