Mariah Carey en una extensa entrevista que se anuncia en la portada de la revista People explica que sufrió intensos episodios de depresión, ansiedad e insomnio.

Instagram Oficial

“Pensé que tenía un trastorno grave del sueño”, cuenta. “Pero no era un insomnio normal y no estaba despierta contando ovejas. Estaba trabajando, trabajando y trabajando… Estaba irritable y tenía miedo constante de decepcionar a la gente. Resulta que estaba experimentando una forma de manía”, señala.
A pesar de que había sido diagnosticada con trastorno bipolar en 2001, la cantante asegura que “no lo quería creer”. Pero la intensificación de los episodios en el último tiempo la llevó a pedir ayuda.
“Hasta hace poco vivía en la negación y el aislamiento (…) Era una carga demasiado pesada para llevar y simplemente ya no podía hacer eso. Busqué y recibí tratamiento”, explica.
“De hecho, estoy tomando medicamentos que parecen ser bastante buenos. No me hace sentir demasiado cansada o lenta, ni nada de eso. Encontrar el equilibrio adecuado es lo más importante “, cuenta Carey a People.