'Explosiva', fue como puede describirse a la actuación de Maroon 5 en el Super Bowl LIII.

Instagram Oficial

La banda de Los Ángeles, encabezada por el cantante Adam Levine, se presentó en el medio tiempo, actuando sobre un escenario que formaba una enorme letra “M” que alternaba sobre todo entre colores rojo y púrpura, arrancando con porciones de “Harder to breathe” y “This love”.

Luego, las pantallas mostraron momentáneamente a Bob Esponja, en atención a una petición creada en change.org para que se presentara su canción “Sweet victory” como parte del espectáculo de medio tiempo, antes de que saltara al escenario el primero de los invitados especiales Travis Scott y su “Sicko mode”.

Levine y los suyos volvieron a apropiarse de los micrófonos para seguir con “Girls like you”, acompañados de un coro de gospel y una banda de preparatoria.

Enseguida llegó “She will be loved”.

Finalmente, Big Boi, el segundo invitado especial de la noche, llegó en un descapotable para interpretar “The way you move”.

Big Boi era parte del dueto de hip-hop outkast, originarios de Atlanta.

Finalmente, Maroon 5 cerró la actuación, una que incluyó bastante pirotecnia y tecnología, con “Sugar” y “Moves like jagger”.