Este viernes el Congreso peruano inhabilitó por 10 años al expresidente (2018-2020) Martín Vizcarra, quien al legislativo saliente de su país de “haber perdido legitimidad” y aseguró que logrará revertir la decisión.

Créditos: CNN

“Al mismo estilo de las dictaduras, este Congreso, que ha perdido toda legitimidad, pretende eliminar a sus enemigos políticos a través de unos cuantos votos”, señaló Vizcarra en un mensaje publicado después de conocerse la decisión del Legislativo.

El exgobernante, quien fue destituido de la jefatura del Estado el pasado 9 de noviembre por el Congreso por “incapacidad moral”, fue suspendido en esta ocasión por haberse vacunado en secreto contra el COVID-19 mientras ejercía el cargo.

“Esto no ha terminado, nos defenderemos en todas las instancias hasta revertir esta ilegal e inconstitucional decisión”, remarcó.

No lo sorprende

En posteriores declaraciones a medios que lo esperaron afuera del edificio en el que vive, en el distrito residencial limeño de San Isidro, Vizcarra dijo que se encuentra “bien” y que la decisión del Congreso “no es ninguna sorpresa”.

“Ya conocemos el accionar del Congreso que el 9 del noviembre del año pasado vacó al presidente causando una tremenda inestabilidad” en su país, dijo antes de recordar que en las posteriores manifestaciones masivas contra su destitución murieron dos jóvenes y añadió que eso “agravó la pandemia” en su país.

Vizcarra acusó, en ese sentido, al Congreso de tomar “decisiones en contra de todos los peruanos”.

El exgobernante agregó que tiene “la confianza de que esta medida se va a revertir en las instancias correspondientes en instituciones autónomas nacionales e internacionales”.

“Ya hemos presentado un recurso de amparo en el Poder Judicial y una medida (cautelar) ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, confirmó.

Vizcarra agregó que va a seguir todos los procedimientos legales y defendió “la expresión del pueblo en el voto popular”, ya que fue elegido congresista en las elecciones generales celebradas en Perú el pasado domingo.

“En consecuencia no tenemos la menor duda de que esta decisión va ser revertida”, reiteró.

El pleno del Congreso peruano sometió este viernes a Vizcarra a un juicio político por infracción constitucional, que se resolvió por 86 votos a favor y sin ningún voto en contra ni abstenciones.

El Congreso también inhabilitó durante 8 años a la exministra de Salud Pilar Mazzetti, con 83 votos a favor, y por un año a la excanciller Elizabeth Astete, con 82 votos a favor.

Esta decisión impedirá, en principio, que Vizcarra sea parte del Congreso que se instalará este 28 de julio para el período 2021-2026, a pesar de que fue el candidato más votado en las elecciones del domingo, con cerca de 164.000 sufragios.

Privilegios en la vacunación

Vizcarra, Mazzetti y Astete fueron sometidos al juicio político en el marco del caso “Vacunagate”, como se denomina a la inmunización en secreto de, al menos, cien personas que no estaban vinculadas al ensayo clínico que hizo el año pasado el laboratorio chino Sinopharm en el país.

En el caso de Vizcarra, la acusación sostuvo que mintió al asegurar que fue voluntario del ensayo y cometió infracciones constitucionales cuando era el funcionario de mayor rango al servicio de la Nación.

Mazzetti y Astete, quienes fueron ministras del actual gobierno de transición que preside Francisco Sagasti y renunciaron tras destaparse el caso, también fueron encontradas responsables de infracciones a la Constitución peruana.

Nota original: LINK