Fausto Jarrín, abogado de Rafael Correa, afirmó que no existía una estructura criminal, sino "dos o cuatro funcionarios" que se dedicaban a cobrar sobornos; por lo que no se ha podido identificar cómo se habría dado el delito de cohecho.

Fausto_Jarrín
NotiMundo - Derechos Reservados

Después de que la defensa del exvicepresidente, Jorge Glas, concluyera con la presentación de sus pruebas de descargo; la audiencia de juzgamiento del caso ‘Sobornos 2012 – 2016’ entró en su etapa final,  este jueves 5 de marzo, con la presentación de los alegatos de cierre.

Lee también: Defensa de Alexis Mera no niega la existencia de una estructura criminal en el Gobierno de Correa

En NotiMundo a la Carta, Fausto Jarrín, abogado de Rafael Correa, afirmó que la prueba en la que se fundamenta este caso, los archivos de ‘Arroz Verde’, fueron creadas por la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain), desde el 2016. “Los famosos archivos verdes fueron materia de elaboración del aparato de inteligencia; a través de la obtención ilegal e inconstitucional de correos”.

No obstante, aseguró Jarrín, Pamela Martínez, exasesora de Correa y exjueza de la Corte Constitucional, sí habría actuado de manera “absolutamente irregular e ilegal“. De hecho, aun cuando se niega la existencia de una supuesta estructura criminal en el Gobierno del correísmo, sí habrían “dos o cuatro funcionarios” que se dedicaban a cobrar sobornos.

El abogado señaló que la Fiscalía no ha podido demostrar qué contratos fueron entregados o adjudicados, por concepto de sobornos. Por este motivo, enfatizó, el tipo penal de cohecho no ha sido debidamente justificado en el caso. “No se comprende, ni siquiera, los alcances de la reparación integral, que ahora se ha establecido en USD 1 130 millones“.

Escucha la entrevista aquí: