La Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, declaró este viernes 29 de noviembre que los disturbios de octubre pasado en Ecuador "tuvieron un alto costo humano”. Mencionó la importancia del diálogo para construir una sociedad inclusiva, intercultural y pacífica.

Bachelet reconoció que la Fiscalía y la Policía han iniciado 17 y 31 investigaciones respectivamente. Créditos: EFE

“Las personas deberían poder expresar sus quejas sin temor a ser lesionadas o detenidas. Al mismo tiempo, es importante que los manifestantes no recurran a la violencia“, declaró la también expresidenta de Chile.

La funcionaria pidió que se lleven a cabo investigaciones independientes, imparciales y transparentes sobre las denuncias de violaciones a los derechos humanos y abusos en Ecuador – incluyendo muertes, violaciones de las normas internacionales sobre el uso de la fuerza, y detenciones arbitrarias – y el saqueo y la destrucción de propiedades públicas y privadas, entre otras, perpetrados durante las protestas que tuvieron lugar del 3 al 13 de octubre pasado.

Según la Oficina de la Alta Comisionada de ONU, víctimas y testigos denunciaron el uso reiterado por parte de las fuerzas de seguridad de gases lacrimógenos y perdigones disparados a corta distancia contra los manifestantes. “El uso de gases lacrimógenos y perdigones causaron cientos de heridos y posiblemente algunas de las muertes”, se destaca en el informe.

Bachelet reconoció que la Fiscalía y la Policía han iniciado 17 y 31 investigaciones respectivamente, pero también hace hincapié en la “importancia de que se indaguen las circunstancias que rodearon a todas las muertes y los casos de heridos graves”.

Fuente: EFE – Aliado estratégico FmMundo