En NotiMundo a la Carta, Giovana Tipán, consultora de Movilidad Humana, explicó que las políticas públicas que ha aplicado el Estado, hasta el momento, solo han fortalecido las redes de tráfico ilegal y trata de migrantes.

geovana-tipán-ex
NotiMundo - Derechos Reservados

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de los Refugiados, la Cancillería ecuatoriana ha sacado a relucir datos sobre la alta cantidad de población refugiada que se encuentra en el país; alrededor de 68 mil personas, dijo el Gobierno.

Sin embargo, estas declaraciones dejan dudas en la población sobre en qué condiciones se produce ese refugio y si el Ecuador tiene los recursos necesarios para afrontar esta responsabilidad.

En este contexto,  Giovana Tipán, consultora de Movilidad Humana de la Fundación Futuro Latinoamericano, explicó que si el Estado reconoce a una persona como refugiada, significa, entonces, que se le brindará los mismos derechos y protección que a una persona local.

De hecho, al otorgar este recurso, el Ecuador se compromete, jurídicamente, a velar por la seguridad de esta población.

No obstante, según Tipán, esta no es la realidad del país, ya que la Ley de Movilidad Humana deja muchos vacíos legales en los cuales se sustentan algunas irregularidades migratorias.

Por ejemplo, muchas personas que han migrado estarían ocupando la figura de ‘refugio’, como un “mecanismo de regularización”.

Además, después de las declaraciones del presidente, Lenín Moreno, en las cuales propuso la implementación de la visa humanitaria para los migrantes venezolanos, únicamente se generó más confusión.

Esto se debe a que, como afirma la consultora, no se conoce si este tipo de visado será una herramienta de regularización o un requerimiento para controlar la entrada al país.

Para Tipán existe un problema clave de Movilización Humana: “hay una urgencia de que la población migrante tiene que ser regularizada, porque sin papeles no hay derechos“.

Por este motivo, el reforzamiento de las fronteras no soluciona ningún problema, sino que más bien ocasiona que las redes de trata y tráfico ilegal de migrantes se vuelvan más resistentes.

Escucha la entrevista aquí: