Compartir

Miguel Bosé fue demandado por parte del gobierno de Chihuahua, un estado del norte de México, por no cumplir con un contrato.

Instagram Oficial

“Al artista se le pagó para que cerrara la edición del Festival Internacional Chihuahua del año pasado, con un concierto en la plaza de la Equis en Ciudad Juárez. Sin embargo, quedó cancelado por las lluvias que se registraron en ese entonces”, dijo María Concepción Landa, Secretaria de Cultura de Chihuahua.
Las autoridades esperaban que tras recibir el dinero, Bosé “regresara a esta frontera (con Estados Unidos) para ofrecer el concierto que quedó pendiente”, como lo estipula el contrato. Pero el cantante, de 61 años, “se negó a presentarse para desquitar lo que debe, por lo que el gobierno del estado lo demandó”, explicó Landa.