El cantante Miguel Bosé se acogió este jueves a su derecho a no declarar contra su madre, Lucía Bosé, en el juicio en el que se le acusa de apropiarse indebidamente y luego vender por casi 200.000 euros, un dibujo que Picasso regaló a su empleada doméstica, Remedios de la Torre.

Instagram Oficial

En una videoconferencia desde México, Bosé, que fue citado como testigo, se acogió al derecho a no declarar contra una madre después de que la magistrada se lo recordara.

“No voy a declarar nada en contra de mi madre. Muchas gracias”, dijo el cantante con la voz ronca y quebrada que le caracteriza desde hace unos meses.