Compartir

Decenas de militantes del movimiento Alianza PAIS, a favor y en contra de la consulta popular propuesta por el presidente Lenín Moreno, discreparon esta tarde en las afueras de la sede provincial del partido político en Guayas, ubicada en las calles Rumichaca y Padre Solano, esquina.

El Telégrafo

Hasta el lugar llegaron también cerca de treinta militantes miembros de la Alianza Bolivariana Alfarista (ABA), para gritar a favor de la consulta popular. Los grupos intercambiaron consignas, además de acusaciones mutuas; los hechos se registraron por más de una hora, desde pasadas las 15:00.

Al menos 20 policías arribaron hasta el recinto político para mantener el orden en los exteriores del lugar, donde se dieron cita varios directores cantonales de PAIS. Ante la agitada situación se decidió cerrar las puertas de la sede.

Carlos Serrano, secretario de Acción Política y Comunicación de PAIS Guayas, explicó que “la medida se tomó porque en el interior están sesionando algunos directores cantonales”.

Aclaró que la decisión que tomen, sobre la consulta popular, no es vinculante, pues esta debe ser analizada por la dirección provincial y luego nacional. Por otro lado, al arribar a la sede, el asambleísta Bairon Valle, señaló que la dirigencia analizará la situación interna.

“La consulta no debe dividir a la militancia”, manifestó. El alcalde de Yaguachi, Daniel Avecillas, dijo que asiste a la reunión como parte de Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME). Así también, ha asistido la alcaldesa de Milagro, Denisse Robles e Ignacio Figueroa, subdirector provincial y alcalde de Pedro Carbo.

Cabe destacar que un grupo de militantes no permitía el ingreso del asambleísta Michel Doumet, quien pudo ingresar luego. Entre empujones y gritos, logró entrar la alcaldesa de Playas, Miriam Lucas. Por otra parte, en Quito, el asambleísta Franklin Samaniego indicó que la reunión con legisladores de la bancada la convocó la dirigencia del movimiento para buscar una salida a la compleja situación por la que está atravesando el bloque legislativo.

Además, salió antes de la reunión por ocupaciones personales, dijo que estaban conversando sobre varios temas referentes a la consulta popular y el trabajo interno del movimiento. “Hemos estado planteando el tema de no ir a los extremos, sino más bien ver la posibilidad de darle una salida a la militancia para poder debatir los temas en beneficio del Estado.

Recalcó que hay un plan de gobierno que tendrá que ejecutarse e impulsarán temas de fiscalización. “Hay compañeros que han tomado posiciones, hay una lista que han firmado unos compañeros; muy respetable la posición, pero osotros vamos a seguir trabajando por la unidad en lo posible, por seguir profundizando el trabajo que hemos venido realizando”.

En el caso de un nuevo juicio político al vicepresidente aseveró que “en lo personal habrá que analizar las pruebas, hemos dicho que es un tema de justicia; en la Asamblea Nacional si existen las pruebas correspondientes habrá análisis, somos orgánicos y habrá que debatir”.

Fuente: El Telégrafo