Compartir

El Ministro del Interior anunció una campaña nacional para fortalecer la seguridad en los mercados.

El Telégrafo

César Navas, ministro del Interior, se reunió este lunes con los representantes del Mercado Central de Quito, para conocer el entorno de este centro de abastecimiento.

El encuentro forma parte de una campaña nacional para conocer los requerimientos de los usuarios en el tema de seguridad. La reunión, efectuada en el patio de comidas del mercado, contó con la presencia de representantes del ECU-911 y de la Policía Nacional. Las dignidades escucharon las inquietudes de los dirigentes, que principalmente se orientaron a la lucha contra el micro-tráfico y robo a personas.

Navas reconoció que esta situación se presenta en otros centros de distribución al por mayor. Por ello, indicó que se realizarán visitas en los mercados donde sean más conflictivos estos problemas.

Eduardo Vergara, presidente del Mercado Central, señaló que, por tratarse de un sector comercial, en los exteriores del establecimiento existe una gran cantidad de vendedores de droga, lo que afecta al prestigio del puesto de abastos.

“Cuando existen robos o algún tipo de inconvenientes la gente siempre dice que ‘ocurrió en el Mercado Central’; eso nos involucra a todos como vendedores y eso no es así. El problema ocurre en la parte exterior”, expresó.

Vergara señaló que en el mercado se cuenta con seis personas de seguridad que apoyan en los controles, pero reconoció que eso no es suficiente, ya que hay 175 comerciantes e ingresan entre 2.000 y 3.000 personas de lunes a viernes. Mientras que los fines de semana, la demanda sube a los 4.000 clientes.

El presidente añadió que el mercado cuenta con alrededor de 30 cámaras en circuito cerrado que apoyan en la vigilancia del puesto de compras. Su propuesta es que se conecten con el sistema de cámaras del ECU911.

Decomiso de licor adulterado

Los controles también se realizaron para erradicar la comercialización de licor adulterado, en los alrededores de la zona, a través de otros operativos en Quito.

El ministro del Interior indicó que desde finales de octubre hasta la presente semana, se incautaron más de 18 mil litros de alcohol por encontrarse en envases que no cuentan con los permisos ni registros sanitarios correspondientes.

Para fortalecer el control se crearon dentro de las intendencias y comisarías una unidad de control permanente. “Pedimos a la ciudadanía que por favor denuncie a través del ECU-911 cuando sepan de la comercialización de licores que no cuenta con los permisos correspondientes.

Fuente: El Telégrafo