Compartir

Investigadores indonesios que buscan las grabadoras del siniestrado vuelo 610 de Lion Air escucharon sonidos provenientes del transmisor del avión que podrían llevarlos a los dispositivos a una posible respuesta a qué fue lo que le ocurrió al Boeing 737 Max 8 que se estrelló dejando 189 muertos.

El Telégrafo