Compartir

El de Cork (Irlanda) será recordado como el concierto más accidentado de Ed Sheeran, después de que una joven cayera al vacío desde una altura que ronda los 30 metros y sufriera varias lesiones, entre ellas una parálisis permanente, y otra se rompiera las piernas al caer desde un tejado.

Instagram Oficial

Ambas trataban de lograr una perspectiva suficientemente buena de la actuación, pero acabaron en el hospital con daños de consideración. La primera se encaramó a una colina, pero acabó precipitándose por un barranco de decenas de metros. Un amigo encontró a un policía que alertó a las emergencias.