Compartir

Desde esta mañana, las autoridades municipales cerraron el paso de la calle Germánico Salgado en el sector de Guápulo, lo que impide que los vehículos usen la zona para llegar de la González Suárez, a la Simón Bolívar y los valles. Esta medida ha generado reacciones divididas. Por un lado, los moradores consideran que ya no tendrán problemas de movilidad, mientras que los conductores que usaban la vía tendrán que ir por la Interoceánica o circular por La Floresta.

Agencia Pública de Noticias Quito

Autoridades municipales cerraron el paso de la calle Germánico Salgado en el Sector de Guápulo. Esta medida impide que los conductores utilicen ese desvío para llegar de la González Suárez, a la Simón Bolívar y hacia los valles. El cierre ha generado reacciones divididas. Las autoridades, por su parte, afirman que la medida se la tomó, no solamente por temas de circulación, sino además, para mejorar la calidad de vida de la gente que habita en el sector, además, para conservar los bienes patrimoniales de Quito.

A partir de este 29 de agosto, más de 30 agentes de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) apoyan en la correcta implementación Plan de Movilidad de Guápulo. Desde este lunes se cerró definitivamente la calle Germánico Salgado. Esto significa que los vehículos que bajaban desde el Hotel Quito hacia la avenida de Los Conquistadores, para dirigirse al Valle o tomar la Simón Bolívar, ya no podrán hacerlo. Por eso, se ha  diseñado varias rutas alternativas.

El acceso desde la Simón Bolívar hacia Guápulo se mantiene por la calle Ninahualpa, hacia la calle Francisco Compte y tomará la calle Camino de Orellana hasta llegar a la Calle Rafael León Larrea. La misma permite conectarse con la Gonzales Suárez o continuar por la calle Larrea para conectarse con el sector de la Floresta.

El acceso hacia Guápulo desde la González Suárez, se tomará por la calle Rafael León Larrea, continuará por la Caminos de Orellana, la Plaza Lasso hasta llegar a la Iglesia, para luego continuar por la calle el Calvario y conectarse nuevamente a la Francisco Compte, vía por la cual podrán retornar hacia la Rafael León Larrea o a la González Suárez.

El Municipio tomó la decisión de cerrar el paso, luego de un estudio en el que se reveló que desde la González Suárez bajan por la vía Guápulo hacia la Simón Bolívar y Cumbayá, aproximadamente 4 822 carros diariamente. Además, el 9 5% de los vehículos usaban esa calle únicamente como paso, pero no se quedaban en Guápulo. La constante circulación hacía que varias casas patrimoniales de la zona, se vean afectadas con leves fisuras, por lo que se espera que luego de tomar esta medida, la circulación vehicular disminuya en al menos un 60%.