Compartir

Los exministros de Seguridad, Homero Arellano, y del Interior, César Navas, comparecieron este lunes 30 de julio a la Asamblea para contar la información que tenían sobre la muerte del excomandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), Jorge Gabela.

Flickr: Asamblea Nacional

El primero en hablar ante la comisión legislativa fue Navas. Inició su participación aclarando que asumió el Ministerio Coordinador de Seguridad en septiembre del 2014, cuando la investigación se empezó en julio del año anterior.

Es por eso que Navas no concentró su comparecencia en el informe del perito argentino Roberto Meza, sino en el documento que hizo el comité interministerial creado por el antiguo gobierno para indagar el asesinato.

Navas dijo que el informe final del comité tuvo como un insumo la investigación del perito, como también la información obtenida por la Asamblea, la Fiscalía, la Contraloría y por organismos de las Fuerzas Armadas.

Los legisladores Jeannine Cruz (CREO) y Sebastián Palacios pidieron al exministro que cuente los detalles del reporte del perito argentino, pero Navas se mantuvo en su posición de que esa investigación solo fue una parte del informe final del comité y que ese documento fue entregado al expresidente Rafael Correa, en julio del 2015.

Entonces, ese reporte fue enviado a la Fiscalía y a la Asamblea, para que se siga con la investigación sobre las contradicciones de los informes balísticos del perito Meza y la de Policía y sobre dónde ocurrió el crimen. Pero sostuvo que en el informe no estaban los nombres de los sospechosos ni los móviles que tuvo el asesinato.

Patricia Ochoa, viuda del exgeneral, pidió que se aclare toda la información, por ejemplo de la pericia del disco duro de su esposo que la hizo ella y en su casa y no la hizo con el Gobierno porque dudaba de su transparencia. “La señora Lady Zúñiga (exministra de Justicia) me entregó un informe del perito Meza sin firmas ni sumillado”, aseguró.