En la previa del estreno de su tercera temporada, Netflix anunció que eliminó la escena del suicidio que se vio en la primera parte de "13 Reasons Why". La primera versión de la serie mostraba una representación gráfica de la protagonista, Hannah (Katherine Langford), quitándose la vida.

“Hemos decidido con el creador Brian Yorkey y los productores editar la escena en la que Hannah se quita la vida en la primera temporada”, señaló la compañía.

La escena original, de casi tres minutos de duración, que ya no está disponible en Netflix, se transmitió a la mitad del final de la primera temporada.

Se vio a Hannah, representada por Katherine Langford, evaluando su vida en el espejo antes de verse sentada en una tina, con una lágrima en la mejilla, llevando una hoja de afeitar a su muñeca izquierda y perforando la piel.