Los problemas causados por la pandemia de coronavirus no cesan. La nueva amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar de manera definitiva los fondos a la Organización Mundial de la Salud disparó las alertas en América, donde Brasil superó la cifra de mil muertos por día y Nicaragua reportó una escalada récord de contagios.

Estas medidas buscan garantizar la salud de los transportistas de carga, limpieza y desinfección de medios de transporte y la fluidez del comercio en los puestos fronterizos terrestres. Crédito: EFE.

Los problemas causados por la pandemia de coronavirus no cesan. La nueva amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar de manera definitiva los fondos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) disparó las alertas en América, donde Brasil superó la cifra de mil muertos por día y Nicaragua reportó una escalada récord de contagios.

Los casos globales de COVID-19 confirmados por la OMS alcanzaron hasta el martes 4,69 millones, mientras que los fallecidos son 315 131 y la cifra de nuevos casos diarios, que desde hace más de un mes parecía estabilizada en los 80 mil, va en aumento y América, la región más afectada, registra 2,08 millones de infecciones.

Mientras, Trump, que no cesa en sus ataques a China, reiteró que la culpa del manejo de la pandemia es de la OMS a la que amenazó con cortar de manera permanente los fondos, ahora suspendidos, y con la posible salida de su país del organismo internacional, del que es el mayor donante en el mundo.

Trump censuró lo que en su opinión es “una alarmante falta de independencia de la OMS de China” y detalló que las reformas que su país reclama pasan por desvincularse de la nación asiática.

En respuesta, la OMS finalizó su asamblea anual con el compromiso de que su gestión de la pandemia será examinada cuando la crisis sanitaria remita, mientras crecen los llamados de varios países como Colombia a unir esfuerzos en torno a la organización, dejar de lado los intereses individuales y pensar como un colectivo humano para vencer el COVID-19.

En tanto, durante el martes varios estados de Estados Unidos aceleraron el proceso de apertura en un día en el que Florida registró 502 nuevos casos de COVID-19, una cifra significativamente inferior a los 854 del lunes, pero con el doble de muertes (55 frente a 24).

Y en el estado de Nueva York, epicentro mundial de la pandemia con 28 339 fallecidos, el gobernador, Andrew Cuomo, detalló que el número de muertes del lunes fue 105 y avanzó que los nuevos contagios ascienden a 335, en niveles similares a los contabilizados el 20 de marzo.

Ante esa coyuntura, Nueva York anunció que la región donde se encuentra Albany, capital estatal, comenzará mañana la fase uno de la reapertura económica en la que, con esta adhesión, ya se encuentran abiertas todas las áreas excepto la zona metropolitana y sus dos regiones limítrofes, Long Island y Mid Hudson.

Brasil supera los 1000 muertos por día

Brasil, epicentro del nuevo coronavirus en América Latina y el tercero a nivel mundial, registró este martes por primera vez durante la pandemia más de mil muertos en un solo día, con lo que el número de fallecidos avanzó casi hasta los 18.000, mientras que con 17 408 nuevos casos confirmados, los contagios subieron hasta los 271.628.

Ante esta situación, Trump dijo que se plantea vetar la entrada a EE.UU. de los extranjeros procedentes de Brasil y que le gustaría eliminar la prohibición a los viajes desde Europa “lo más pronto posible”.

Además, tres de las principales entidades médicas de Brasil desaconsejaron el uso de cloroquina para tratar a pacientes con COVID-19 pese a que el presidente Jair Bolsonaro ordenó el aumento de la producción de esta medicina y quiere forzar su uso para todos los contagiados en el país.

Denuncias en México

La ONG Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) denunció que Ciudad de México emitió 4577 actas de defunción entre el 18 de marzo y el 12 de mayo en las que la causa de muerte confirmada o probable era el COVID-19, tres veces más de las cifras reportadas oficialmente.

En 3 209 de esas actas se incluye el COVID-19 como sospecha o probable causa de defunción, añadió la organización, en otras 323, aseveró, se consigna que es coronavirus confirmado. Y en alrededor de un millar dice COVID-19, o coronavirus o SARS-CoV-2.

Asimismo, Amnistía Internacional (AI) denunció que los Estados americanos no protegen de forma adecuada al personal de salud que trabaja en primera línea contra la pandemia e instó a los países de la región “a conceder prioridad y proteger los derechos del personal sanitario”.

Los países que integran el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) analizaron por videoconferencia una apertura coordinada de fronteras una vez que disminuya el riesgo de contagio de coronavirus, requisito principal para volver a la normalidad fronteriza, aunque todavía no se tiene una fecha prevista.

Mientras Argentina logró que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobara “en tiempo récord” un crédito de 470 millones de dólares, que integra un paquete de asistencia por 1.800 millones de dólares. El país registra 8.371 personas con coronavirus y 384 fallecidos.

En el vecino Chile, el oficialista José García Ruminot se convirtió en el cuarto senador en dar positivo para COVID-19, aunque es posible que en las próximas horas haya más parlamentarios y funcionarios contagiados ya que el Senado seguía abierto y sesionando hasta la semana pasada, cuando hay un aumento récord de contagios en el país para un total de 49 579 y 509 muertos.

Crece preocupación por Nicaragua

Los datos oficiales de COVID-19 en Nicaragua se dispararon en la última semana, al pasar de 25 a 254 los casos confirmados, y de 8 a 17 la cifra de muertos. Es la primera vez que el Gobierno de Daniel Ortega admite cifras de tres dígitos en la cantidad de contagiados y de dos dígitos en el número de muertos por la pandemia, a pesar de que su Administración se niega a seguir las recomendaciones de la OMS, con el argumento de que se debe dar prioridad a la economía.

Además, la Unidad Médica Nicaragüense denunció haber recibido amenazas y acusaciones, que cree, son de partidarios del presidente Daniel Ortega.

Fuente: El Universo-Nota Original: LINK