El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció este sábado un aumento de la gasolina que se venderá a partir del lunes a precios internacionales.

Dando por hecha la extensión de la cuarentena, Guaidó criticó la gestión de la emergencia por parte del gobierno de Maduro. Crédito: EFE.

Luego de décadas de ser la gasolina más barata del mundo, Maduro indicó que desde el próximo lunes se impondrá un nuevo esquema de precios en unas 200 estaciones, donde se venderá el litro del combustible a 0,50 centavos de dólar y podrá pagarse en cualquier divisa o la criptomoneda del Petro que emitió el gobierno.

El mandatario dijo, en una transmisión de la televisora estatal, que se venderá una gasolina subsidiada a 5000 bolívares el litro para el transporte público y conductores que tengan el llamado “carnet de la Patria” que es un programa estatal. Asimismo, se mantendrá un precio subsidiado para el diésel que es utilizado por los transportes de alimentos, de carga y servicios públicos.

“El transporte público de pasajeros y de carga tendrá un subsidio del 100% del combustible por los próximos 90 días y se establecerá una mesa de diálogo”, dijo Maduro.

El nuevo esquema de precios se da luego de más de dos meses de una severa escasez de combustible que Maduro aseguró que logrará superar gracias al envío de cinco buques cisterna cargados con gasolina y aditivos para elaborar combustible que realizó esta semana Irán, estrecho aliado de Venezuela.

En su intervención al pueblo venezolano, Maduro también dijo que tomó la decisión porque desde la llegada de Donald Trump al gobierno de los Estados Unidos se ha puesto en marcha una política supremacista, de agresión contra la economía del país, contra la industria petrolera.

Nota Original: El Universo – LINK