El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó a sus partidarios a una marcha antimperialista el próximo sábado, 9 de marzo, cuando el opositor Juan Guaidó liderará nuevas movilizaciones para presionar su salida del poder.

nicolas_maduro_shutterstock
Nicolás Maduro en un evento público - Créditos: Shutterstock

“Vamos a las calles el 9 de marzo a marchas antimperialistas, a conmemorar el día del antimperialismo, ¡a las calles el pueblo, al combate el pueblo”, dijo Maduro este martes, 5 de marzo de 2019, durante un acto que conmemoró el sexto aniversario de la muerte de su antecesor, Hugo Chávez (1999-2013).

El gobernante socialista declaró el 9 de marzo como el día del antimperialismo, luego de que en esa fecha, en 2015, el entonces presidente estadounidense Barack Obama emitiera un decreto que declaró a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad de su país e impusiera las primeras sanciones a funcionarios venezolanos.

También te podría interesar: Juan Guaidó anuncia un paro escalonado en la administración pública de Venezuela

Maduro, quien volvió a tildar esa declaratoria de infame, aseguró que el país petrolero enfrenta hoy la “agresión imperialista más poderosa en 200 años de República”.

Ese ataque, añadió, abarca los ámbitos político, económico y diplomático, e intentos de perturbar la vida nacional, en referencia a la juramentación de Guaidó como presidente encargado con el apoyo de más de 50 países encabezados por Estados Unidos, el pasado 23 de enero.

“Llamo a la defensa de la paz de la patria, de la integridad territorial, no podemos caer en provocaciones nunca. Allá ellos, que sigan con sus juegos de muchachos, de provocaciones”, subrayó.

El lunes, tras regresar a Venezuela después de burlar una prohibición judicial de salida del país, Guaidó convocó a una marcha el próximo sábado para obligar a Maduro a que cese la usurpación del poder.

El también jefe parlamentario, quien tiene inmunidad, considera que el segundo mandato iniciado por el líder socialista en enero es resultado de elecciones fraudulentas.

Fuente: El Comercio, nota original: LINK