Compartir

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reinauguró este viernes el hotel Humboldt -joya arquitectónica en la montaña que rodea a Caracas- y cedió su administración a la transnacional estadounidense Marriott.

EFE

“Hemos firmado un acuerdo de alianza con la empresa Marriot de Venezuela para que sea ésta, con su experiencia hotelera, la que gestione, dirija, administre y lleve adelante este hotel que ha sido recuperado”, dijo Maduro en cadena nacional de radio y televisión.

Inaugurado en 1956, el hotel Humboldt fue ícono de la modernidad de la Caracas de la época.

Construido en El Ávila, la cadena montañosa en la capital venezolana, el edificio de 60 metros de altura tiene 14 pisos y 70 habitaciones.

El lujoso hotel se mantuvo plenamente operativo durante apenas cuatro años. Abandonado por décadas, sus espacios se convirtieron en ruinas.

El fallecido expresidente socialista Hugo Chávez (1999-2013), mentor de Maduro, aprobó la recuperación de la obra respetando el diseño original de Tomás Sanabria, uno de los grandes arquitectos venezolanos.

Maduro, quien hace unos meses prometió que el Humboldt sería “el primer hotel siete estrellas de Venezuela”, aseguró que las instalaciones serán abiertas paulatinamente en los próximos 30 días.