Compartir

Mientras recorría las calles de Nueva York, Nicole Kidman acaparó la atención de los transeúntes por su particular imagen.

Instagram Oficial

La actriz australiana se encuentra en pleno rodaje de la cinta “The Goldfinch” y por exigencias de guión, la intérprete luce más arrugas, ojeras y canas, aspecto que la hace parecer casi irreconocible. En la nueva producción dirigida por Brooklyn John Crowley, Kidman —de 50 años—encarna a la Señora Barbour, una neoyorkina de buena situación que se ve obligada a tutelar a Theo, interpretado por el actor Ansel Elgort, cuando la madre de este muere en un atentado terrorista en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. El filme está basado en el libro “El Jilguero” de la escritora Donna Tartt y ganador del Pulitzer en 2013.