Compartir

Una fuente cercana a la investigación y un miembro de la familia de Alberto Nisman le confirmaron a CNN la información que aparece en un reporte de Gendarmería que arroja nuevos detalles que no habían sido establecidos en las primeras investigaciones y que apuntarían a que Nisman habría sido asesinado.

Foto: Archivo/EFE

Según este informe, en el cuerpo de Nisman se encontraron residuos de ketamina, tenía el tabique fracturado y presentaba una fractura en la cadera. Concluye que fue golpeado por dos personas quienes la madrugada del domingo 18 de enero de 2015 lo drogaron y lo llevaron frente a la bañera. La víctima estaba apoyada en una de sus rodillas. Según el reporte, uno de sus atacantes lo sujetó por las axilas mientras el otro le puso el arma en el lado derecho de la cabeza para apretar el gatillo a las 2:45 de la mañana.

La muerte del fiscal argentino Alberto Nisman conmocionó a Argentina porque ocurrió días después de que éste denunciara a la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner por supuestamente encubrir a los acusados de haber cometido un atentado terrorista en 1994 contra un centro judío en Buenos Aires que acabó con la vida de más de 80 personas.

Informes previos sobre la investigación de su muerte realizados por la Policía Federal y el cuerpo médico forense no daban indicios de que su muerte se tratara de un homicidio. Las nuevas evidencias recogidas por una veintena de expertos que participaron en la elaboración del reciente reporte de Gendarmería dan un giro diferente al caso y serán analizadas por el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano.

CNN no ha tenido acceso al reporte cuyos detalles fueron revelados por la agencia de noticias AP.