Compartir

La asistencia penal internacional que Estados Unidos envió a Ecuador sobre el caso Odebrecht revela transferencias millonarias que esta empresa realizó en el país. Esta información es parte de las evidencias que la Fiscalía General del Estado utiliza en el proceso por asociación ilícita, en el que se investiga al vicepresidente Jorge Glas, a su tío Ricardo Rivera y a otras 16 personas.

El Telégrafo

En los documentos, que ayer, 4 de octubre, revisó este Diario, se observa cómo la constructora brasileña levantó un sistema de contabilidad paralela, cuyo contenido estaba protegido con la clave OdbEcuador1! Con esta contraseña se podía acceder a 12 archivos en los que se revelan las instrucciones que Odebrecht daba para pagar coimas a través de empresas ‘offshore’.

Para esas transferencias se usaban apodos de los intermediarios. Por ejemplo, a ‘Quadrado’ se le hicieron transferencias por USD 210 000 y por USD 190 000. A ‘Primos’, en cambio, se le hicieron dos transferencias que suman USD 1 millón. Los sobornos fueron por el trasvase Daule Vinces.

A ‘Tío’ también se le enviaron dos depósitos. El primero fue por USD 150 000 y el segundo por USD 300 000, por la central Manduriacu. Los giros se realizaron en junio del 2012 y en junio del año 2014. En ese caso, para concretar los pagos se usaron dos ‘offshore’: Glory International Industry y Fernhead Holding IC.

El dato sobre los USD 150 000 ya lo dio el fiscal Carlos Baca Mancheno, durante la audiencia del lunes, cuando el juez Miguel Jurado ordenó la prisión preventiva de Glas. Otros apodos que se usaron para identificar a los intermediarios son: ‘Portugues’, ‘Proffesor’, ‘Miami’ y ‘Black Lebel’.

A ‘Miami’ se le hicieron dos transferencias por USD 700 000 y USD 500 000 a través de las empresas Inmobiliaria Cosani y Plastiquim. La Fiscalía ha identificado que el beneficiario de estas ‘offshore’ es el excontralor del Estado, Carlos Pólit, actualmente prófugo en Miami.

En la asistencia de EE.UU. además aparece la ‘offshore’ Sentinel Mandate&Escrow. Por medio de esa firma, que fuera constituida en Islas Vírgenes, se pagó USD 550 000 a ‘Quadrado’ y ‘Black Lebel’ .

Sentinel Mandate & Escrow también aparece en el caso de corrupción de Petroecuador. Fue una de las empresas que pagó a Álex Bravo, exgerente de la estatal petrolera.

Pero hasta ahora no se ha identificado quién es el beneficiario final de esta compañía. EE.UU. confirma que en los pagos de sobornos participaron otras firmas como Alesbury Investmen, Cilgory, Stockwell Corporation, Golden Engineering Services y Belvedear Worldwide.

El 19 de septiembre pasado, el Fiscal General ya adelantó que los datos proporcionados por ese país están relacionados con “movimientos del sistema informático” de la constructora brasileña.

Ese día, el funcionario aseguró que la información la pondría en conocimiento de la ciudadanía y de la justicia. “Tan pronto esté el material acá, que ya está viniendo a Ecuador, lo daremos a conocer al país”, dijo.

Ahora se conoce que para realizar pagos Odebrecht tenía un esquema complejo que funcionaba así: subcontrataba supuestos estudios de ingeniería consultiva con empresas de fachada. Así justificaba las transferencias millonarias.

Eso sucedió en obras como el poliducto Pascuales Cuenca, Daule Vinces y la Refinería del Pacífico. Pero las coimas también se pagaron en obras como Manduriacu y el acueducto La Esperanza. Es decir, el informe de Estados Unidos confirma que la constructora pagó sobornos en cinco obras estratégicas.

La Asistencia Penal de EE.UU. además revela correos electrónicos entre directivos de Odebrecht y ejecutivos del Meinl Bank en el Caribe, en donde la constructora tenía una cuenta exclusiva para el pago de dineros irregulares. En esas correspondencias se dieron instrucciones detalladas de cómo hacer los pagos y a través de qué países.

También se detallan los cronogramas para las transferencias. Incluso se hace un seguimiento a las facturas que deben entregar los exdirectivos, luego de concretar los pagos.

En contexto

​ En este momento sobre el caso Odebrecht están abiertos 8 expedientes. De estos, cinco son públicos y tres están bajo reserva. Al vicepresidente Jorge Glas se le indaga en dos causas: asociación ilícita y presunto cohecho, que habría cometido en cinco obras.

Fuente: El Comercio