Compartir

La Organización de los Estados Americanos (OEA) informó el jueves que observará por primera vez la celebración de elecciones en Brasil, con el envío de una misión para los comicios generales de 2018, a pedido de la autoridad electoral brasileña.

El Telégrafo

“Es un gran paso que el mayor país de Sudamérica cuente con nosotros en un evento tan trascendental como lo son las próximas elecciones generales”, dijo el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en un comunicado.

El Tribunal Superior Electoral de Brasil, la máxima entidad en la materia, invitó formalmente a la OEA a observar las elecciones de octubre de 2018, cuando se elegirán el presidente y vicepresidente, así como el Congreso Nacional, los gobernadores y asambleas legislativas estatales.

La OEA dijo que la Secretaría General comenzará “de inmediato” los preparativos, incluyendo contactos para garantizar la financiación necesaria, ya que aclaró que estas misiones “no pueden financiarse con recursos del país anfitrión”.

Brasil se convertirá así en el país número 28 en recibir una Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA, desplegadas desde 1962 en el hemisferio a petición de los Estados miembro del organismo regional. Gerardo de Icaza, responsable del servicio permanente de observación electoral de la OEA, celebró lo que consideró un “reconocimiento” de Brasil.

“Nosotros no observamos resultados, sino procesos”, dijo a AFP al subrayar la “imparcialidad” de las MOE, que evalúan, entre otros aspectos, la equidad de género en la contienda, los sistemas de financiamiento político, el acceso a medios de comunicación y la participación de pueblos indígenas y afrodescendientes.

De Icaza destacó además las reformas electorales que debate actualmente Brasil en relación a la financiación de la política, que según él son “señal de madurez del sistema”.

“Esta discusión es muy positiva y oportuna a poco más de un año del proceso electoral”, dijo. Según un sondeo publicado el martes, pese a las múltiples causas por corrupción en su contra, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva lidera holgadamente la intención de voto para 2018, seguido por el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Fuente: El Telégrafo