Una relatora de Naciones Unidas afirmó este miércoles que existen pruebas suficientes de la responsabilidad del príncipe heredero saudita Mohamed Bin Salmán en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi y pidió sanciones así como una investigación internacional.

Shutterstock

La relatora especial de Naciones Unidas, Agnés Callamard, considera a Arabia Saudita “responsable” de la “ejecución extrajudicial” del periodista crítico con el poder saudita, asesinado en octubre en el interior del consultado de su país en Estambul.

Callamard investigó durante seis meses el caso, para lo que viajó a Turquía.

“Esta investigación (…) demostró que hay suficientes pruebas creíbles sobre la responsabilidad del príncipe heredero que exigen una investigación adicional”, dijo en su informe final, facilitado este miércoles a los medios.

Igual que el resto de expertos independientes de la ONU, Callamard no habla en nombre de Naciones Unidas.

Turquía reaccionó al informe asegurando que lo “respalda con fuerza“, dijo el ministro de Exteriores Mevlüt Cavusoglu en Twitter.

Fuente: El Universo – Nota Original: LINK