La operación quirúrgica a la que ha sido sometido de urgencia el cantante Joaquín Sabina por un coágulo cerebral ha concluido satisfactoriamente.

Créditos: Twitter.

A la espera de un comunicado oficial del hospital, su portavoz ha comunicado que su estado “no era grave”, que todo ha salido “muy bien” y que el cantante, que ha tenido que ser operado “por un pequeño coágulo”, permanecerá 48 horas en observación.

Sabina estaba en observación en la UCI desde que ingresó la noche del miércoles 12 de febrero tras la caída sufrida desde el escenario del Wizink Center de Madrid, donde ofrecía un concierto junto a Joan Manuel Serrat.

El cantautor español sufrió “pequeñas fracturas” en un hombro en una aparatosa caída. En inicio se dio a conocer un mensaje sobre las lesiones.

El cantante tuvo que ser retirado en una camilla, mientras el público aplaudía. Varios minutos después, salió al escenario en una silla de ruedas junto a Serrat para anunciar que se cancelaba el recital porque “con todo el dolor de mi corazón nos vamos al hospital”.

El del miércoles era el último concierto de la gira ‘No hay dos sin tres’ de Serrat y Sabina. El show fue aplazado al 22 de mayo, anunció en un comunicado Riff Producciones, uno de los organizadores.

Fuente: El Comercio, nota original aquí: LINK