Analía Ledesma, concejal de Quito, afirmó que se necesitan reformas a las ordenanzas metropolitanas para fortalecer la facultad sancionadora del Municipio, frente a las contravenciones que vulneran el espacio público.

analía-ledesma
NotiMundo - Derechos Reservados

En el Distrito Metropolitano de Quito, la ordenanza municipal 332 establece que las contravenciones contra la higiene del espacio público, como orinar en las calles, deben ser sancionadas con el 20% de la remuneración básica unificada; es decir, USD 80.

Sin embargo, en NotiMundo a la Carta, Analía Ledesma, concejal de Quito, explicó que esta ordenanza requiere de una reforma para viabilizar el sistema de sanciones; porque en la actualidad, “la Agencia Metropolitana de Control solo puede multar en flagrancia, cuando la persona esté orinando en la calle”.

Por este motivo, señaló Ledesma, en lo que va del 2020, no se ha sancionado a ningún ciudadano por atentar contra la higiene del espacio público. “Cuando pregunto en la AMC por qué no se sanciona, me dicen que es porque no tienen personal suficiente para multar, en el momento preciso del acto”.

Según la Concejal, muchas veces, no se endurecen ni se aplican las sanciones por el costo político que representa; porque la ciudadanía no está acostumbrada a pagar multas por las contravenciones que realiza. Sin embargo, en la nueva administración, se buscan mecanismos que permitan “sancionar con mano dura“, con el objetivo de recuperar el espacio público de Quito.

Escucha la entrevista aquí: