Compartir

La directora de la Corporación Participación Ciudadana, Ruth Hidalgo, aseguró en una entrevista para Notimundo al Día que el contenido del Decreto 16 es discrecional y ambigüo y que podría interpretarse de forma que no beneficie a la democracia. Solicitan un diálogo con la nueva Asamblea para colocar sus puntos de vista sobre la mesa.

En Notimundo al Día, Ruth Hidalgo, directora de la Corporación Participación Ciudadana, expresó el deseo del organismo de que la Asamblea Nacional archive el Decreto No. 16. Según consideró, esta reforma al Código de Participación Ciudadana es “discrecional y violatoria” de los derechos.

“Consideramos que es peligroso para el derecho de asociación este tipo de normativa. Tiene contenidos que buscan cerrar o extinguir a las agrupaciones de sociedad civil. El Estado tiene como obligación tutelar las formas de expresión social”, señaló.

Resaltó que esta expresión proviene de la voluntad de los ciudadanos y eso debe respetarse constitucionalmente. Deberían – dijo- haber normas garantistas que no desincentiven. En este sentido, el organismo ha solicitado un diálogo con la Asamblea saliente y pedirá otro con la entrante para estar presente durante las reuniones de las comisiones que analicen este tema.

Para Hidalgo, es trascendental el hecho de formar parte de estas decisiones que afectan directamente a los derechos ciudadanos.